Dan luz verde para proyecto de atención de violencia contra la mujer en la comuna de Curepto

REDES SOCIALES

Financiamiento otorgado por el CORE.

El Consejo Regional del Maule (CORE) aprobó en forma unánime cerca de 95 millones de pesos para que Sernameg desarrolle en la comuna de Curepto, por tercer año consecutivo- un plan de intervención en terreno de un dispositivo que logre por la línea de atención y de prevención, reducir la violencia contra la mujer.

Por lo demás, el trabajo local que se viene realizando desde el 2015, que involucra además a Vichuquén y Licantén, viene a sentar las bases de una posible instalación de un Centro de la Mujer que Sernameg se ha propuesto trabajar.

La directora regional (S) de esta institución Pilar Melo, junto con destacar el trabajo eficiente del dispositivo, que está integrado por un abogado, psicóloga, asistente social y una monitora, sostuvo que desde los inicios del Sernam y, desde el 2016 Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género, se ha dedicado a erradicar este fenómeno social. “Nos resulta de suma importancia que los integrantes del CORE hayan aprobado los recursos para el trabajo a desarrollar el 2018. Esto demuestra el compromiso de cada uno de sus integrantes para apoyar proyectos en relación al trabajo preventivo de la violencia en la comuna y permitir a las mujeres y niñas, el derecho a vivir una vida sin violencia”.

La autoridad destacó que dichos recursos va a permitir atender la demanda de atención psicosocial yjurídica a mujeres que presentan situación de riesgo en violencia intrafamiliar, en las tres comunas.

Se espera desarrollar programas de prevención de todo tipo de violencia, desde pre-básica, especialmente de género, incluyendo el abuso sexual a cerca de 3 mil personas.

OTROS ANTECEDENTES

De acuerdo  a registros en los juzgados de Letras, Garantía y Familia en Curepto se acogieron 31 denuncias por actos de violencia intrafamiliar el 2015; 34 y 25 denuncias el 2016 y 2017 respectivamente. En Licantén y Vichuquén se cuenta con 79 denuncias por violencia intrafamiliar (2016) y 59, el año pasado.

La baja tasa de denuncias dice relación con la precariedad de oferta de atención, prevención y protección en violencia contra la mujer en los sectores del secano costero, la baja oferta institucional de centros de la mujer, Casas de Acogida y de organizaciones civiles dedicadas a la atención, prevención, sensibilización y protección.

Pilar Melo apuntó que esa realidad observada en Curepto, Licantén y Vichuqén obedece a patrones y rasgos culturales machistas donde prevalece el modelo patriarcal y que traspasa generaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *